Experiencias en crucero ¡Atrévete a vivirlas!


“Me dan miedo los barcos” “¿Viste la película del Titanic… o Poseidón?” “El mar no es lo mío”

Estas son sólo algunas de las frases que he escuchado al platicar de cruceros. (Y debo admitir que algunas las decía yo antes de haberme subido a uno…) Sin embargo, después de haber tenido la oportunidad de subirme a uno por el caribe, puedo asegurar que es una experiencia única.

Dicen que el 90% de las personas que se suben a un crucero por primera vez en su vida… lo convierten en su forma favorita de ver el mundo. Hoy les contaré mi experiencia a bordo y lo maravilloso que puede llegar a ser.

Primero lo primero…

Sé que ir en un crucero es muy diferente de mochilear y pasear por las calles de una bonita ciudad o acampar en la playa (y además con presupuesto bajo). ¡Todo lo contrario! Un crucero es como llegar a un hotel all-inclusive y hacer un viaje de lujo con muchas comodidades. Sin embargo, también hay mucho que disfrutar y descubrir cuando te subes a uno.

Las experiencias dentro del crucero

Mientras estás a bordo del barco, puedes disfrutar muchas cosas maravillosas que te ofrece. Tanto las atracciones a bordo, como los increíbles paisajes y maravillosos lugares a los que te puede llevar.

experiencias en crucero

Para empezar…

Qué tal un pasillo central, que más que parecer un simple andador, es como estar en la calle más famosa de alguna ciudad.

Aquí me fasciné, ya que puedes encontrar de todo. ¡Literalmente de todo! Desde un restaurante que te ofrece pizza, sándwiches, galletas o postres, hasta un bar de deportes en el que hay muchas pantallas para que puedas verlos a la perfección; o por qué no, también joyerías, tiendas de souvenirs o la entrada a un impresionante casino.

Esto fue nada más la primera impresión que me llevé justo al entrar al gran barco

Para continuar, me quedé en una habitación bastante pequeña pero muy amigable y cómoda. Para “ilustrar” de alguna forma el tamaño, les contaré que yo apenas entraba en la regadera del baño. Debo decirles que esto no es para nada incómodo ya que al ir en un crucero no dan ganas, ni hay necesidad de quedarse en una habitación (como en cualquier viaje).

Otras experiencias que puedes vivir dentro del crucero son todas las atracciones que te ofrece. Albercas, toboganes, dinámicas de juego, deportes (extremos también); además de que estando a bordo ¡todo es una fiesta! Hay noches caribeñas, noches de carnaval y mucho más.

También puedes disfrutar de noches de teatro, comediantes y funciones en pista de hielo; en la cual, por cierto, puedes entrar a patinar.

crucero caribe

Y para terminar…

Todo esto no sería nada si no se tuviera la oportunidad de conocer a mucha gente de todos los lugares del mundo y por supuesto, la increíble atención de todo el personal. También cabe recalcar que no todo es estar adentro del barco. Es simplemente un maravilloso transporte que te puede llevar a conocer lugares geniales.

Las experiencias en crucero son maravillosas, así que…

La próxima vez que escuches hablar sobre un crucero, o te inviten a hacer un viaje en uno: ¡Atrévete a vivir la experiencia! Verás que no te arrepentirás (y al contrario, ¡no vas a querer bajar!). 😉

¡Compártelo en tus redes sociales!Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *